¿Qué buscas en un sofá?

El sofá es ese fiel compañero y confidente de nuestras siestas, el perfecto anfitrión para ver la televisión y el aliado perfecto para las frías tardes en casa con una manta y una peli.

Una buena elección de este mueble tan importante en un hogar marcará el confort de tus horas de descanso. Por esto debes elegir uno acorde a tus necesidades y así sentirte a gusto con tu compra cada día.

Rendering of a Contemporary green living roomLo primero de todo debemos tener claro que un sofá suele tener una durabilidad muy alta por lo que realizar una inversión tendrá un coste por uso muy bajo. Esto nos permitirá gastar un poquito más de dinero que en otros objetos de la casa ya que tardaremos mucho en jubilarlo y sustituirlo por uno nuevo.

El material del sofá es fundamental según las prestaciones que busques y el mercado nos abre un abanico de posibilidades inmenso.
Existen infinidad de pieles y telas que serán útiles para los diferentes públicos:

  • El textil, quizás por su coste más reducido, ha ido adquiriendo popularidad en los últimos años. Dentro de los textiles podemos encontrar hilo natural o sintético. Una de las ventajas de este tipo de material es que frecuentemente suelen ser desenfundables permitiendo que su lavado sea más fácil, haciendolo ideal para casas con niños y mascotas.
  • En el mundo de las pieles también podremos encontrar cuero natural o polipieles. El cuero es muy especial pero necesita un mantenimiento y un cuidado más delicado que la polipiel u otros materiales sintéticos. El polipiel además es óptimo para las personas con alergias a los ácaros y su limpieza es muy fácil. Gracias al avance de los tejidos hay pieles sintéticas que son muy similares estéticamente a las pieles naturales alcanzando un tacto muy agradable y no tan plástico como en la antigüedad.

cute fluffy cat sleeps on the back of the sofaLa forma también es muy importante, de hecho en Mobelpark creemos que los sofás en ele son especiales y dotan a tu salón de una atmósfera más acogedora y relajante que invita al disfrute de quienes en él entran. En el caso de contar con poco espacio, un futón es una opción genial, ya que nos permitirá usarla tanto sofá como cama. Este mueble es tradicional de Japón y permite dotarle de diferentes fundas fácilmente así como un montaje rápido y sencillo.

¿Y el relleno? No nos podemos olvidar de él ya que será un factor importantísimo para la comodidad de nuestro sofá. Existen 4 tipos diferentes:

  • Sintéticos. Tienen un gran éxito ya que tienen una durabilidad muy alta. Un ejemplo sería el latex.
  • Pluma. Su calidad es superior y es extremadamente cómodo ya que se adapta a tu cuerpo pero no es la opción ideal en el caso de contar con un alérgico en la familia. Tiene una durabilidad menor ya que con el tiempo acaba deformandose.
  • Espuma. Es una opción mucho más barata que el sintético o la pluma, son muy resistentes y no se deforman con facilidad. Son ideales para sofás a los que se les da poco uso ya que no son extremadamente cómodos.
  • Mezcla. Es la opción más popular. Actualmente podemos encontrar en el mercado híbridos de espuma y sintéticos que consiguen alcanzar un punto de confort y durabilidad ideal.

Ahora que sabes un poquito más sobre tu futuro sofá solo tienes que decidirte. Recuerda que al final se trata de estar cómodos y libres en casa por lo que mejor escoger un material adecuado que no poder disfrutar de tu sofá con tus seres queridos.

¡Felices siestas!

Tags: , , , ,