Tu hogar, un espacio de sensaciones

En esta ocasión vamos a conocer algunos trucos para que nuestro hogar luzca más tranquilo, lo haremos con unos trucos muy sencillos.

En primer lugar, la limpieza visual de tu casa es algo fundamental para que el ambiente parezca relajado. Es decir, se debe intentar que la decoración no sea muy abundante, a veces cuantos menos objetos a la vista mejor.

La mejor opción es tener pocos objetos que combinen bien que muchos y que sea una acumulación sin sentido. Para ello, es de gran ayuda cambiar la decoración cada un periodo corto de tiempo , ya que así dejamos sólo lo imprescindible.

Otro punto a favor para mantener un hogar simple y tranquilo es que los colores claros y neutros inundan el hogar de paz. Esto funciona para las paredes, los muebles e incluso para la ropa de tu hogar (cortinas, cojines, alfombras, etc). Además de los tonos claros y neutros, también los colores azul y verde funcionan muy bien porque invitan a relajarse y a descansar ya que nos recuerdan al mar y a la naturaleza.

También la forma en que vistes tu hogar cuenta mucho. Utilizar cojines y mantas, aunque no sea temporada de frío viste mucho la casa dando un toque acogedor. Pero ¡cuidado! evita los estampados fuertes, utiliza mejor estampados suaves y lisos. Los complementos textiles son un gran aliado para dar también un toque elegante y de comodidad., que además pueden vestir cualquier estancia de la casa.

La luz natural da mucha vida y mucho juego a tu refugio. Puedes evitar encender las luces y utilizar velas para disfrutar de un ambiente más cálido y romántico. No todas las velas son las idóneas para crear este ambiente, se recomienda utilizar principalmente velas blancas o de colores suaves.

Por último, no nos podemos olvidar de las flores y plantas, deben formar parte de nuestro hogar, hacen que nuestras casa parezca más natural y da una sensación de menos estrés visual.

Tags: