En muchas ocasiones no le damos al hecho de dormir bien y descansar por las noches el crédito que merece. Muchas veces nos decimos que con dormir cinco o seis horas y en cualquier colchón es suficiente, pero no lo es.

Es muy importante dormir las horas diarias necesarias, pero también lo es hacerlo sobre una superficie correcta, es decir, sobre un colchón que nos permita mantener durante la noche una postura adecuada a nuestro cuerpo y para evitar así levantarnos la mañana siguiente con dolor de cuerpo como muchas veces pasa o cansados como si no hubiéramos dormido nada.

Por eso en este post queremos ayudarte a escoger de manera adecuada entre los distintos materiales de los colchones:

 

Espuma de poliuretanocolchones espuma

 

Están compuestos por poliéster o poliuretano, la principal diferencia entre los diferentes colchones de este material es la densidad de la espuma. Si bien no se consideraban buenos colchones, han avanzado mucho en los últimos años y un colchón de espuma de alta densidad es de buena calidad. Como ventajas podemos nombrar que poseen alta resistencia al hundimiento, y son más económicos y longevos. Como desventajas que si no es espuma de alta calidad no transpiran o que pueden contener algún compuesto tóxico.

 

Látex

colchón latex

Pueden ser de látex natural (procedente del árbol del caucho), de látex artificial (que proviene del petróleo), o de

una mezcla de ambos. Lo ideal es que sea lo más natural posible. Sus principales ventajas son su elasticidad y por tanto comodidad, que son ideales para la gente a la que no le gustan mucho los colchones duros, y que son más duraderos. Como desventajas, que se deterioran fácilmente y tienen un precio más elevado.

 

 

Material viscoelástico.

Están formados por células abiertas que tras el proceso apropiado, queda como resultado un bloque homogéneo y poroso que ofrece una superficie adecuada para el descanso. Su mayor ventaja es que permite una total adaptabilidad al cuerpo; y como desventaja que si tiene una densidad muy alta, esa sensación de adaptabilidad podría convertirse en envolvente.

 

Muelles independientes, continuos y embolsados

colchón muelles

Los independientes tienen un núcleo formado por varios muelles metálicos y los continuos tienen un entramado hecho por un solo hilo metálico, ambos suelen estar recubiertos de espuma o algodón. Los embolsados están formados por cientos de muelles independientes metidos en pequeños sacos de tela y sujetos entre sí; suelen llevar un recubrimiento de diferentes materiales que los hacen realmente cómodos. Como ventajas destacables es que son firmes, transpirables y mantienen la temperatura del cuerpo, como desventajas que no se adaptan a todas las partes del cuerpo y pueden resultar demasiado duros en ocasiones.

 

Colchones de gel

Compuestos por columnas de gel colocadas una al lado de la otra a lo largo de la superficie del colchón. Muy recomendados para gente que pasa calor de noche ya que disipan muy bien las altas temperaturas. Como ventaja, la más destacable es que son muy ergonómicos llegando a mejorar la circulación de la sangre durante el sueño; como desventaja que no se recomiendan para personas con sobrepeso ni para gente que pueda pasar más frío durante la noche.

 

Por último, nos gustaría hablaros de uno de nuestros productos estrella, el colchón viscotitanium.

Es un colchón viscoelástico que ofrece muchas ventajas a quien lo usa. Contribuye a la relajación muscular durante el sueño ayudando así a recuperarte mejor del cansancio que hayas acumulado a lo largo del día con un sueño totalmente reparador. Además, ayuda a eliminar el estrés y la fatiga proporcionando así un descanso más profundo que se verá reflejado en un mejor rendimiento físico y mental durante el día. Es un colchón que se adapta a tu cuerpo y ayuda a mantener la temperatura corporal para no pasar exceso de frío o calor durante la noche. En definitiva, es un colchón que merece la pena probar y que hará tu día a día más fácil.

 

Tags: , , , , , , , , ,
Share: 0